Ejercicios mindfulness en el trabajo

El Mindfulness ayuda a reducir el estrés y a regular las emociones generadas en el trabajo. Actualmente el estrés es un problema creciente que afecta al ámbito empresarial por el absentismo laboral que provoca.

Introducir el Mindfulness en el trabajo, es una acción innovadora que algunas empresas ya han incorporado, y que aporta muchos beneficios a los trabajadores.

¿En qué consiste el Mindfulness?

El Mindfulness es una técnica de atención plena que los trabajadores y empresarios pueden aplicar tanto en su vida personal como laboral. Se trata de un cambio mental en el que se toma conciencia de las circunstancias, de la respiración y de los movimientos.

¿Qué beneficios aporta en el trabajo?

  • Mejora la gestión de situaciones complejas o estresantes.
  • Calma la mente.
  • Reduce la presión y el estrés.
  • Mejora las habilidades para relacionarse con compañeros y clientes.
  • Favorece la inteligencia emocional, la creatividad y la innovación.
  • Aporta claridad en la resolución de conflictos y en la toma de decisiones.
  • Mejora el trabajo en equipo y la comunicación entre compañeros.
  • Reduce el nivel de ansiedad para dar paso a la calma y a la estabilidad.
  • Aumenta el nivel de energía y productividad.

 

Algunos ejemplos de ejercicios Mindfulness para el trabajo son los siguientes:

  1. Concentración en la respiración durante uno o dos minutos periódicamente. Inspira por la nariz y expira por la boca. Se puede tener los ojos cerrados o abiertos y no se tiene que dejar de pensar, solo dejarse mecer un poco por su propia respiración.
  2. Evita encender el piloto automático. Si detectas que te ocurre, vuelve a tomar conciencia sobre lo que estás haciendo, para ello toma un minuto de descanso e inicia el trabajo con una cuenta regresiva de 10 a 0.
  3. Cada cierto tiempo toma conciencia de tu postura.
  4. Toma un snack y toma conciencia de ese momento. No lo hagas delante del ordenador, o con el teléfono en la mano.
  5. Agrupa las tareas y dedica un espacio a la respiración entre tarea y tarea.
  6. Reduce la velocidad de trabajo, bajar el ritmo y ser más consciente puede ayudarte a ser más eficiente, resiliente, saludable y feliz en el trabajo.
  7. Si tienes descanso para el almuerzo sal a caminar.  Es importante hacerlo por lugares donde no haya mucho ruido, si es posible en un entorno de naturaleza y siendo conscientes de cada paso que damos. En definitiva, se trata de pisar el freno y de disfrutar de ese instante a solas cada día. Deja el teléfono y demás dispositivos electrónicos en la oficina y usa este tiempo para concentrarte y escuchar la naturaleza que te rodea. Este es un ejercicio saludable para el cuerpo y la mente, y además te beneficias del movimiento físico y la oportunidad de respirar aire fresco.

Hay una cantidad enorme de evidencia científica y práctica de su eficacia. Pon en marcha algunos de estos ejercicios en el trabajo, y compártelos con tus compañeros, ¡multiplicarás los beneficios!

Autor/a: Etiquetas: encontrar trabajo, mindfulness, reducir estrés, trabajo, productividad, ámbito empresarial Lecturas: 160

Comparte este Artículo


Información sobre Cookies

  • Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar su navegación web.
  • No se utilizan cookies para recoger información de carácter personal.
  • Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.