Los gestos que te delatan en una entrevista de trabajo

La comunicación no verbal nos afecta en muchas facetas de nuestra vida, pero si hay un contexto en el que esta dimensión de nuestro comportamiento es decisiva, es en la entrevista de trabajo, donde la persona que nos entrevista intentará saber lo máximo posible sobre nosotros en el mínimo tiempo. A continuación, te dejamos una lista de gestos que debes evitar de forma general y más en una entrevista de trabajo:

  1. Apretón de manos débil. El apretón de manos suele ser la primera toma de contacto con la persona que nos va a entrevistar. Debe ser firme y acompañado de una mirada directa a los ojos.
  2. Manos en los bolsillos. Si estás nervioso y no sabes qué hacer con tus manos no las metas en tus bolsillos ya que esto denota inseguridad por tu parte. Prueba a reforzar tu discurso utilizando las manos y mostrándolas.
  3. El cruce de brazos. Este gesto puede causar una impresión muy negativa. Es un gesto menos discreto que meter las manos en los bolsillos y además denota una actitud a la defensiva.
  4. Apoyarse sobre la mesa o cualquier otro elemento. Es importante mantener una posición erguida, haciendo que la espalda y los muslos mantengan un ángulo de 90 grados. Adelantar el cuerpo sobre la mesa apoyando mucho peso en los brazos es un gesto de cansancio y causa mala imagen por considerarse poco profesional.
  5. Tocarse la cabeza o el pelo. Asegúrate de que esto no ocurre como un acto repetitivo, ya que puedes dar la impresión de nerviosismo.
  6. Evitar el contacto visual. Mantener la mirada fija en la cara y ojos de la persona que nos entrevista es esencial, esto no debe ser algo natural ya que si lo forzamos puede que nuestra atención al mensaje disminuya.
  7. Acercarse demasiado. Una entrevista de trabajo pertenece al ambiente profesional, y las distancias son mayores que en un ambiente personal.
  8. Doblar la espalda. Además de ser malo para la salud, da mala imagen, y es signo de cansancio.
  9. No gesticular o gesticular demasiado. Ambos extremos son malos, en el primero nuestro mensaje pierde matices, en el segundo con una gesticulación excesiva podemos distraer a nuestro interlocutor.

 

Además de los gestos también debes evitar ciertos comportamientos como interrumpir al entrevistador, tomar asiento sin que te lo ofrezcan, hacer demasiadas preguntas o preguntas desafortunadas, llegar tarde, o no saber explicar tu currículum. Son muchas cosas a tener en cuenta, pero más sencillas de lo que parecen, ¡ponlas en práctica!

Autor/a: Etiquetas: encontrar trabajo, comunicación no verbal, entrevista de trabajo, gestos, entrevistador Lecturas: 106

Comparte este Artículo


Información sobre Cookies

  • Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar su navegación web.
  • No se utilizan cookies para recoger información de carácter personal.
  • Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.