¿Cómo prevenir el burnout o síndrome del trabajador quemado?

El estrés, la ansiedad, el cansancio, la desconcentración o el agotamiento mental forman parte de los síntomas del trabajador quemado. En ocasiones puede tratarse de algo puntual, pero si estas sensaciones se mantienen en el tiempo puede que tú también seas o hayas sido un trabajador quemado.

La causa de este síndrome no está 100% determinada, sin embargo, está relacionada con situaciones de estrés y malas condiciones laborales: jornadas laborales extendidas, cargos con elevados niveles de responsabilidad, trabajos monótonos, pésimo clima laboral, ausencia de comunicación, falta de programas de bienestar laboral, ausencia de motivación, problemas de relaciones en el trabajo, baja remuneración salarial, entre otros. 

 

¿Cómo prevenir el burnout?

Prevenir el burnout es posible, pero para ello tanto empresas como trabajadores deben poner de su parte, si uno falla todo el trabajo se verá descompensado.

Las empresas deben preocuparse por la calidad de vida de sus empleados y el bienestar laboral de los mismos; deben escucharlos, fomentar un buen clima laboral e implementar estrategias que les permita detectar casos de trabajadores quemados a tiempo. En muchas ocasiones este síndrome puede llegar a ser contagioso afectando seriamente a una organización.

Por su parte, los trabajadores deben adquirir hábitos de vida saludables, una correcta alimentación, descanso reparador y practicar deporte; es necesario que desconecten y dedique tiempo a hobbies y actividades sociales.

También es importante que antes de empezar a trabajar en un sitio, el trabajador consulte la opinión de otros trabajadores sobre la empresa y se informe sobre la gestión del bienestar laboral por parte de la empresa.

En resumen, estos son algunos consejos para prevenir el síndrome de burnout:

  1. Realiza cambios significativos en tu estilo de vida, implementando actividades de autocuidado en tu rutina diaria.
  2. Establece límites claros entre el trabajo y la vida personal, respetando tu horario de trabajo y evitando llevar trabajo a casa.
  3. Evitar tareas cuando sea posible, así como la sobrecarga constante de trabajo.
  4. Tómate momentos de pausa durante el día para desconectar y recargar energías.
  5. Monitorea tu estado emocional y busca apoyo si sientes síntomas de burnout.
  6. Fomenta el engagement en tu trabajo, buscando altos niveles de energía y dedicación.
Autor/a: Mamen Beloso Etiquetas: encontrar trabajo, síndrome burnout, estrés, ansiedad, trabajador quemado Lecturas: 116

Comparte este Artículo


Información sobre Cookies

  • Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar su navegación web.
  • No se utilizan cookies para recoger información de carácter personal.
  • Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.